Amor, sexo y moral

Irina Palm es una muy grata sorpresa, una película humana sin ser empalagosa y original a pesar de que transita un terreno que podía ser muy trillado, pero el film esquiva todos los riesgos. Su planteamiento es el de un melodrama: ante la desesperada necesidad de dinero que una modesta familia necesita para que un niño pueda ir a Australia a salvar su vida mediante un novedoso tratamiento, su abuela acude a un anuncio que no es lo que parece. Pues su trabajo consiste en masturbar a clientes anónimos en un negocio de sexo, que mezcla venta de DVD con strippers y todos sus atributos.  Es una viuda de mediana edad poco atractiva –maravillosamente encarnada por la cantante Marianne Faithfull- pero tiene que vencer sus reticencias, aunque acaba cogiéndole el gusto al tema.

Varias tramas se derivan de aquí. Primero el nada moralista retrato de las profesionales del sexo. La película habla de ello sin moralina y sin morbo. Segundo, el que una tarea a priori tan sórdida puede ser valida para que una mujer se encuentre a si misma y deje detrás una vida de dependencia. Tercero, hay un curioso debate moral. Irina Palm, pues ese el nombre artístico que adopta la mujer, es más noble en su prohibido trabajo que el entorno que lo rodea. Sus comadres, auténticas serpientes de barrio –encabezadas por una madura Jenny Agutter, la chica de La fuga de Logan y Un hombre lobo americano en Londres– son peores que las que se ganan la vida con su cuerpo. El propio hijo de Irina, al enterarse de las actividades de su madre, quiere rehusar el dinero que ha ganado para su niño enfermo, prefiriendo la moral a salvar a su crío. Cuarto, la falta de oportunidades laborales que la sociedad da a los cincuentones hace que tenga que convertirse en pajillera. Y, sobre todo, hay una hermosa historia de amor entre ella y el dueño del garito donde trabaja, muy bien interpretado también por Miki Manojlovic. Como toda la película, esta se desarrolla de forma suave y sin que los mismos protagonistas se den cuenta de lo que está ocurriendo. Un ejemplo del elegante estilo de este refrescante y encantador film.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: